Presunto femicida de Andresito intentó suicidarse en su celda

Presunto femicida de Andresito intentó suicidarse en su celda

16 de junio de 2023 0 Por Jonatan Martínez

Juan Carlos Krisezuz (51), acusado por el femicidio de Jéssica Silvana Duarte (30) en la localidad de Comandante Andresito, intentó quitarse la vida la noche del miércoles. Según pudo confirmar El Territorio, está fuera de peligro, ahora bajo la órbita del Servicio Penitenciario Provincial.  (Fuente: El Territorio)

Fuentes policiales expresaron que el hecho ocurrió en la celda de la comisaría de Andresito, donde estaba alojado desde el martes por la mañana. Los voceros detallaron que utilizó un trozo de metal y se provocó cortes en la zona abdominal, aunque los efectivos de guardia actuaron a tiempo y fue socorrido. 

El trabajador rural fue trasladado primero a un centro asistencial, donde estuvo internado por unas horas hasta que lo estabilizaron. Está fuera de peligro, por lo que una vez que recibió el alta se dispuso su traslado a la Unidad Penal de Eldorado, donde seguirá los avances del proceso en su contra. 

Al respecto, se puede decir que su derrotero judicial empezará mañana. Está previsto que en la jornada que en horas de la mañana sea trasladado a Puerto Iguazú para completar la audiencia indagatoria. Se prevé que allí el juez Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres, le notifique los elementos en su contra y será imputado formalmente por el femicidio de Jéssica. 

Krisezuz tendrá la posibilidad de dar su versión de los hechos o bien abstenerse a declarar, sin que su silencio sea considerado un elemento en su contra. Luego volverá a la celda, donde todo indica que pasará muchos de los años que le restan a su vida. 

Como se viene informando, el presunto femicida fue detenido cerca de las 10 de la mañana en el paraje El Verde. Llevaba consigo unos 55.000 pesos en efectivo discriminado en billetes de 1.000 y 500 pesos con los que se presume quería huir a Brasil. Por esta razón para entonces ya había un pedido de captura nacional e internacional. 

Según reconstruyó este medio, el cuidador de una chacra del lugar fue quien dio aviso a la Policía de Misiones que estaba por la zona luego de enterarse que buscaban a una persona por un crimen. Avisó que en horas de la mañana Krisezuz había llegado al lugar a pedir un jabón y que después se metió otra vez en el monte.

Este peón lo conocía porque Krisezuz había trabajado antes en ese sitio. Lo hizo en muchas chacras, por lo que tenía un gran conocimiento de la zona. Por esto el aporte redujo considerablemente el rango de búsqueda de distintas dependencias policiales de la Unidad Regional V y los apoyos desplegados para atraparlo. “Lo pudieron rodear nuevamente”, dijo una fuente al tanto del operativo. 

Luego se supo que antes le había avisado a sus cercanos que se iría, que no pasen su contacto, que no digan que habían hablado con él. También tuvo una conversación de despedida con su hijo, a quien le pidió perdón por ser un mal padre y le dio 500 pesos en efectivo. 

Raquel y su madre hicieron la denuncia por desaparición el sábado a la noche en la comisaría de Andresito, aunque el pedido por redes sociales se empezó a replicar antes.

A Jéssica la vieron por última vez el miércoles por la mañana, pero como la mujer era una trabajadora rural, sus ausencias por algunos días eran normales. Sin embargo, la primera alerta fue que -ante los mencionados posteos en redes- un vecino expresó que había encontrado una mochila con sus pertenencias al costado de la ruta.

En el marco de la investigación, Krisezuz fue consultado por las autoridades pero dijo no saber nada sobre ella. Más tarde, como se dijo, se encargó de despedirse de su hijo. 

Luego el jefe del sospechoso diría en sede policial que había visto a Jéssica en su chacra el miércoles, justamente el día que se presume desapareció. También que su peón había estado el fin de semana en el lugar, algo que no le correspondía.

Ya durante la jornada del lunes un vecino de la localidad encontró abandonada la motocicleta Kymco 110 de Yéssica, sobre un camino que conduce a un yerbal del paraje Cabure-í donde trabajaba el hombre. Esto hizo sospechar que en esas inmediaciones podrían hallar más pistas de la mujer.

Luego de rastrillar durante la siesta, a unos 700 metros del lugar en el que apareció el vehículo y en una propiedad privada lindante a la chacra donde trabaja la expareja de la mujer, uno de los efectivos detectó rastros de tierra recientemente removida.

El doloroso final fue confirmado al remover el suelo en ese sector. Allí se toparon con el cuerpo de Yéssica, quien llevaba puesta una remera negra y un jeans azul que luego fue reconocido por su hermana. 

El martes la autopsia al cuerpo de la mujer realizada por el Cuerpo Médico Forense en Posadas arrojó que murió debido a una asfixia por estrangulamiento y que además tenía marcas de arrastre. Aún se debe determinar si esto ocurrió de forma manual o el agresor utilizó un cinto u otro elemento.