Abuso en una escuela de Jardín América: indagan al auxiliar

Abuso en una escuela de Jardín América: indagan al auxiliar

26 de abril de 2023 0 Por Jonatan Martínez

Esta mañana comenzarán las actuaciones en sede judicial para establecer lo que habría sucedido en una escuela primaria de Jardín América, lugar donde una menor fue detectada con lesiones y se presume que fue víctima de abuso sexual. Por el hecho está detenido un joven de 19 años pasante de la carrera de magisterio.

Hoy será trasladado al juzgado para que declare en indagatoria ante del juez subrogante Leonardo Manuel Balanda Gómez. En principio está sospechado de haber abusado sexualmente de la menor de 7 años, quien tuvo que ser intervenida quirúrgicamente a causa de un sangrado en la zona genital.

Cabe recordar que fue detenido el viernes de la semana pasada, luego de que la madre denunciara en la Comisaría de la Mujer que su hija podía haber sido víctima de ese delito mientras se encontraba en la escuela.

En principio por los datos recabados hasta el momento en el marco de la pesquisa que llevó a cabo la policía, el joven está sospechado de ser el autor de las lesiones que sufrió la menor. Las actuaciones que aún restan terminarán de confirmar o descartar esta acusación.

Las pericias ginecológicas practicadas a la alumna arrojaron resultados compatibles con una situación de abuso sexual y por ello el joven fue aprehendido días atrás por orden del magistrado Correccional y de Menores de Puerto Rico, Osvaldo Rubén Lunge.

Hoy la Justicia podrá tener una visión mucho más clara de lo acontecido, puesto que además de la indagatoria al sospechoso, que puede optar por hablar o guardar silencio, previamente prestarán testimonio la madre de la niña y el director del establecimiento.

Cuando esto se lleve a cabo el magistrado podrá saber cómo se enteraron las maestras de lo que le ocurrió a la niña y por qué las sospechas recaen sobre el joven.

Aguardan que la niña se recupere de la intervención quirúrgica a la que fue sometida y de la cual ya fue dada de alta para seguir el posoperatorio en su casa. Mientras, tanto ella y su entorno familiar son acompañados por personal de asistencia para las víctimas del Cuerpo Médico Forense del Superior Tribunal de Justicia.

Por lo que se sabe hasta el momento, el viernes por la mañana las maestras notaron manchas de sangre en el guardapolvo de la niña. Por el sangrado fue llevada a un centro asistencial y le avisaron a la madre, una joven de 27 años, que su hija tuvo que ser atendida.

Con el informe que le dieron los médicos la madre radicó la denuncia. Y con ese informe preliminar la Justicia ordenó la detención.