Buscan implementar en Misiones la tolerancia cero de alcohol y estupefacientes en conductores

Buscan implementar en Misiones la tolerancia cero de alcohol y estupefacientes en conductores

19 de abril de 2023 0 Por Jonatan Martínez

La normativa busca disminuir los siniestros viales relacionados al consumo con consecuencias fatales. Será tratada en el Parlamento Misionero. Regirá en todas las rutas provinciales. El alcohol afecta las habilidades motoras para una conducción segura ya que reduce el estado de alerta cerebral y otras funciones.

El diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl elaboró un proyecto de ley que busca implementar la tolerancia cero de alcohol y estupefacientes en conductores. La normativa -que ya fue aprobada por los legisladores en comisión- busca reducir la cantidad de siniestros viales provocados por el consumo con consecuencias fatales para las víctimas. En ese sentido, el legislador explicó en los fundamentos, que el proyecto surgió “en base a la estadística que pude tener acceso y por la insistencia de los conductores en continuar siendo imprudentes con la tesitura que un poco de alcohol no puede tener incidencia”.

Al respecto, Pereyra Pigerl lamentó las consecuencias gravísimas de los siniestros viales provocados por el consumo de alcohol. “Estas cuestiones y los datos aportados por los profesionales sobre las muertes por accidentes en Oberá, me ayudaron a entender la realidad para elaborar una normativa“, explicó. Hugo, después con Jorge y Martín.

Características, obligaciones y sanciones

El proyecto de ley, que será tratado este año el recinto de la Cámara de Representantes, prohibe conducir en todo el territorio provincial con una tasa de alcoholemia superior a cero (0) gramos por litro de sangre, o habiendo consumido estupefacientes o cualquier otra sustancia que disminuyan la aptitud para conducir.

Los controles preventivos de alcoholemia y estupefacientes se realizarán
en forma continua, periódica y rotativa, con el fin de verificar el estado de intoxicación alcohólica de los conductores de vehículos. Estarán a cargo de la Policía en rutas y caminos provinciales y nacionales. Cuando el control se efectúe en ejidos urbanos, ésta colaborará con las autoridades Municipales. En los operativos, las autoridades competentes deberán identificarse y deberán contar con la señalización pertinente.

Por otra parte, el conductor estará obligado a someterse a los procedimientos de control necesarios para determinar su eventual estado de intoxicación. La negativa o falta de cooperación al momento de realizar la prueba, constituirá una infracción a la normativa y, según el grado de la falta, se aplicarán diferentes sanciones. Se establecerá el valor de la unidad fija (UF) equivalente a un (1) litro de nafta super fijado por Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) para Misiones.

La autoridad de aplicación establecerá el porcentaje de los montos de la recaudación por el pago de multas que se destinarán al equipamiento en seguridad vial. También se solventarán programas, campañas de difusión, cartelería y acciones de concientización.

Autoridad de aplicación

En el caso de aprobarse, el Poder Ejecutivo Provincial determinará la Autoridad de Aplicación de la ley, que entrará en vigencia a partir de los noventa días desde su publicación en el Boletín Oficial. Por otra parte, el Gobierno provincial y los organismos competentes, deberán implementar una campaña de concientización, difusión y divulgación sobre los alcances de la normativa.

El protagonismo del alcohol en los accidentes

El licenciado en criminalística Marcelo Maslowski, explicó en los fundamentos de la ley, que el alcohol afecta la capacidad de discernimiento del conductor y su percepción. Esto repercute directamente en las habilidades motoras necesarias para una condición segura ya que reduce el estado de alerta cerebral y funciones. La posibilidad de colisión con un nivel de alcohol en sangre de 0.8 g/l es de 2,7 veces más que la de conductores sobrios mientras que en los 1,5 g/l, el riesgo se incrementa en 22 veces superior a la de un conductor sobrio.

La severidad de la colisión aumenta rápidamente con un mayor contenido de alcohol en sangre, por lo que un conductor con una alcoholemia de 1,5 g/l tiene 200 veces más posibilidades de sufrir una colisión letal que un conductor que no ha bebido.