El Gobierno subió 10% el precio de garrafas para la venta y cadena productiva

El Gobierno subió 10% el precio de garrafas para la venta y cadena productiva

22 de marzo de 2023 0 Por Jonatan Martínez

A tan solo un día del comienzo del otoño y la llegada de temperaturas más ‘frescas’, el Gobierno anunció un aumento de los precios máximos de referencias de las garrafas de 10, 12 y 15 kilos para fraccionadores, distribuidores y venta al público, así como el butano y el propano para los productores adheridos al programa Hogar. El mismo, según lo comunicado por la Secretaría de Energía, será del 10% y contará con el detalle de ser retroactivo al 1° de marzo.

A través de la resolución 168/2023, publicada en el Boletín Oficial, la Secretaría de Energía actualizó los montos vigentes desde febrero que se habían establecido en la resolución 62/2023. Además, por medio de la resolución 167/2023 y en contemplación del contexto económico actual, se autorizó una asistencia de $351.968.724,86 para once empresas productoras, con el propósito de asegurar el suministro de garrafas en hogares de bajos recursos.

De tal manera, tras la publicación de este documento, el precio máximo de referencia para la garrafa de 10 kilos pasó a ser de $667 a partir del 1º de marzo (contra $606 anterior) para los fraccionadores, de $1.171 ($1.064 anterior) para los distribuidores, y de $1.229 ($1.118 anterior) para la venta al público.

En el caso de las unidades de 12 kilos, los precios máximos pasaron a ser de $728 a $ 800, de $1.277 a $ 1.405 y de $1.341 a $1.475; mientras que en las de 15 kilos de $910 a $1.000, de $1.597 a $1.756 y de $1.677 a $1.844, respectivamente, siempre en los valores del 1 de febrero a los nuevos del 1 de marzo.

Mientras tanto, el precio máximo de referencia por tonelada de butano y propano para los productores será de $35.672, de acuerdo con lo establecido en los anexos de la resolución.

En su considerando, la resolución explica que los precios máximos de referencia establecidos cumplen un rol primordial para poder dar un efectivo cumplimiento a los objetivos trazados en la Ley 26.020″, de Régimen de Industria y Comercialización de Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Entre esos objetivos “se destaca, principalmente, el de asegurar el suministro económico de GLP a sectores sociales residenciales de escasos recursos que no cuenten con servicio de gas natural por redes”, agregó la medida.

A comienzos de año, el 19 de enero precisamente, se produjo la última actualización de precios. la Secretaría de Energía consideró que era necesario un incremento, “teniendo en cuenta la variación experimentada en los valores asociados a la producción de GLP, así como en los costos observados en los segmentos de fraccionamiento, distribución y comercio minorista”, aunque “siempre manteniendo la protección de los usuarios vulnerables a través del Programa Hogar”.

Problemas de abastecimiento

Pero más allá de los aumentos, el sector puede sufrir otros problemas, como la falta de abastecimiento. Hace exactamente un mes atrás la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (Cegla) manifestaron que producían con una pérdida operativa.

La misma cámara, que nuclea a 17 pymes que fraccionan GLP butano en garrafas, había advertido sobre un inminente “quiebre del abastecimiento”, en especial en las zonas más alejadas del país.

Según explicaron en un comunicado, el sector produce con una pérdida operativa como consecuencia de la medida oficial Programa Hogar. Para asegurar que los hogares de bajos recursos -que residen en zonas no abastecidas por el servicio de gas por redes o que no se encuentren conectados a la red- puedan acceder a precios diferenciales de garrafas, el Gobierno subsidia a los usuarios mediante el Programa Hogar, mientras que a los fraccionadores y al resto de la cadena industrial se los compensa con una Asistencia Económica Transitoria (AET).

De acuerdo al reclamo del sector, esa compensación no se cumple desde hace meses y hay empresas que desde abril de 2022 no perciben esos fondos. Desde el Ministerio de Economía argumentaron que la demora responde a que las empresas no entregaron las constancias de entrega correspondientes a la Subsecretaría de Combustibles, mientras que la Secretaría de Energía no respondió a una consulta por este tema.

Ahora, el sector espera que la situación mejore a raíz de los aumentos de los Precios Máximos de Referencia.